jueves, 6 de diciembre de 2012

Para empezar, una buena limpieza



Es imposible hablar de una piel bien cuidada, sin realizar dos limpiezas diarias, usemos maquillaje o no.

La primera la realizaremos por la mañana para eliminar cualquier rastro de la cosmética usada la noche anterior o, simplemente, para eliminar la grasa que nuestro cutis haya segregado durante la noche. Esto nos garantizará una piel fresca y matizada y, cómo no, preparada para recibir la crema hidratante y, según cada caso, el posterior maquillaje.

La segunda la realizaremos al terminar nuestra jornada. Con ella eliminaremos cualquier rastro de maquillaje y la dejaremos preparada para recibir el tratamiento que estemos realizando por la noche o, simplemente, para acostarnos con una piel limpia y fresca.

Existe la creencia errónea de que las mujeres que no usan maquillaje están exentas de esta segunda limpieza. Nada más lejos de la realidad. Durante el día nuestra piel está expuesta al polvo, la polución, el humo de los coches o el ambiente que exista en nuestro trabajo (talleres, cocinas, etc), por no hablar de la grasa que a lo largo del día nuestra piel va expulsando.

No importa qué tipo de producto usemos para limpiarla. La más conocida es la leche limpiadora. Yo personalmente creo que esta ha quedado obsoleta y nunca me deja la sensación de absoluta limpieza. Pero hay que reconocer que tiene su público.

En mi caso hace ya años que uso un jabón facial, en formato gel, que elimina cualquier rastro de maquillaje, máscara de pestañas y lápiz de ojos. Hay que usarlo con la misma precaución que usaríamos un gel de ducha, es decir, evitando el contacto directo con los ojos.

Este jabón, está también muy indicado en las personas con la piel grasa o con tendencia acneica, ya que lo último que necesitan es aportar más grasa a su piel.

En el caso de que optéis por la leche limpiadora, deciros que no es necesario gastar mucho dinero en ella, ya que no está pensada para que penetre en la piel, sino para que arrastre la suciedad. Otra cosa es el tónico que sí es necesario que sea de calidad y del cual os hablaré en el próximo artículo ya que creo que se merece una mención aparte porque a menudo es el gran olvidado.

Para terminar os recomiendo varios productos de limpieza, que creo os pueden ir muy bien. Algunos los he probado personalmente y de los otros tengo muy buenas referencias de familiares y amigas que los usan. Ni qué decir tiene que todos son de calidad asegurada y de la línea que os prometí en la presentación de este blog: Cosmética Clínica.

Siempre que pueda os colgaré fotos de algunos de los productos, pero  lógicamente no dispongo de todos… ¡ya me gustaría!

. Leche limpiadora
. Jabón facial
. Gel limpiador periocular  (para ojos muy sensibles que no admiten cualquier producto)
. Glicolic gel clean (un gel con ácido glicólico ideal para pieles muy grasas)
. Esponja Konjac 

NOTA: Si tienes interés en alguno de estos productos y deseas información sobre el laboratorio, envíame un mensaje a tupielblog@gmail.com y con mucho gusto te proporcionaré el teléfono de contacto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario