jueves, 6 de diciembre de 2012

La hidratación a tu medida



La crema hidratante, también llamada de base o de día, tiene la función de crear una barrera protectora contra el medio ambiente: evitar la evaporación del agua e hidratar la capa córnea.

Existen multitud de cremas hidratantes, tantas como tipos de piel: grasas, deshidratadas, acneicas, alípicas (sin grasa), con manchas, con arrugas, con flacidez, etc. Es, por tanto, imposible hablar de todas ellas en un solo post, así que, dedicaré un artículo para cada tipo de piel y la correspondiente crema que, a mi juicio, se debería usar.

No obstante, creo que es muy importante saber que debemos pedirle y que debemos esperar de una crema hidratante o de día. Si damos con la crema ideal para nuestro tipo de piel, no sólo lograremos hidratarla y protegerla sino que además conseguiremos lucir un aspecto impecable durante todo el día. Son muchas las mujeres con maquillaje o sin él que lucen una piel demasiado brillante o incluso “aceitosa”. Pues bien, eso es algo que debemos exigirle a una buena crema hidratante: una piel de aspecto matizado.

Otra cosa de la que no debemos prescindir nunca es de la protección solar. Si nuestra crema hidratante no contiene protección solar, no es una buena crema para nosotras y, por desgracia, existen muchas de ellas en el mercado.

En mi caso, yo uso dos cremas hidratantes durante el año. De octubre a marzo mi crema hidratante contiene un factor 30 de protección solar, suficiente para esta época del año. Sin embargo, de marzo a octubre siempre uso pantalla 50, de esta forma, me aseguro una buena prevención de las antiestéticas manchas.

En el caso de que las manchas solares ya te hayan declarado la guerra, deberás usar siempre pantalla 50, ya sea invierno o verano.

NOTA: Si tienes interés en alguno de estos productos y deseas información sobre el laboratorio, envíame un mensaje a tupielblog@gmail.com y con mucho gusto te proporcionaré el teléfono de contacto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario